BIENVENIDOS A CONYDES

 

Aquí tenemos un problema ambiental. Se trata de uno de los grandes cerros que rodean la ciudad de Quillabamba, que a excepción del pastizal que cubre los suelos, se encuentra deforestado; vale decir sin cobertura de árboles o arbustos como producto del uso irracional de ellos para diferentes usos antropogénicos.

A la larga, la falta de cobertura vegetal en la cima de los cerros, las precipitaciones van ir erosionando los suelos hasta llegar a la roca madre perdiéndose suelos para siempre por las erosiones y los respectivos deslizamientos. Creemos que no se debe esperar a que se llegue a tales extremos, sino  que se deben reforestar tales cerros con árboles y arbustos nativos a fin de recuperar el paisaje natural que tenían los cerros.

Debemos tener presente que los árboles mitigan muchos impactos ambientales, moderan el clima, absorben el dióxido de carbono, mejoran la calidad del aire, producen oxígeno,  almacenan el agua, disminuyen la escorrentía pluvial (evitan erosiones), permiten la recuperación de la flora nativa y por lo tanto suministran hábitat para la fauna. La gran ventaja que presenta la ciudad de Quillabamba es su clima que permite un rápido crecimiento de la vegetación. Lo que falta es decisión de sus autoridades.

Cusco, 23 de marzo 2017




Publicaciones

CONYDES 2002 - 2017
Toda la información de este sitio es libre de uso no comercial.

Hosting y Servidores en Peru